MIGUEL CABRERA
MIGUEL CABRERA
Miguel Cabrera (Antequera de Oaxaca, 1695-Ciudad de México, 1768) fue un pintor novohispano. De padres desconocidos, fue ahijado de una pareja de mulatos. En 1719 se trasladó a Ciudad de México, iniciando su formación artística. Se cree que fue formado en el taller de José de Ibarra. Fue pintor de cámara del arzobispo de México, Manuel Rubio y Salinas, y por su encargo pintó la imagen de la Virgen de Guadalupe, obra que llegó hasta el Papa Benedicto IV, causando gran admiración. En 1753 fundó la primera academia de pintura novohispana, de donde salieron innumerables obras, siendo considerada el antecedente directo de la Academia de San Carlos. Pintó numerosas versiones de la Virgen de Guadalupe, y en relación a esto publicó en 1756 el libro “Maravilla americana y conjunto de raras maravillas observadas con la dirección de las reglas del arte de la pintura en la prodigiosa Imagen de Nuestra Señora de Guadalupe de México”. Fue un pintor prolífico y versátil, quien además de la pintura religiosa y notables retratos, también destacó como pintor costumbrista. Es autor de Castas, serie de dieciséis pinturas, de las cuales se conocen doce. En Noviembre de 2015 se llevó a cabo una exposición de su pintura en el Museo Nacional del Virreinato.
CRISTÓBAL DE VILLALPANDO
CRISTÓBAL DE VILLALPANDO
Cristóbal de Villalpando (Ciudad de México, c. 1649 - 1714) fue un pintor mexicano de la Nueva España. En un documento que se halló en uno de los libros de amonestaciones de españoles, perteneciente al sagrario de la catedral de México, fechado en mayo de 1669, Villalpando asegura “ser natural y vecino de esta ciudad, hijo legítimo de Juan de Villalpando y de Ana de los Reyes”; asimismo menciona que el nombre de su esposa es María de Mendoza también “natural de esta ciudad, hija legítima de Diego de Mendoza y de Margarita Corcuera”. En 1686, es nombrado veedor del gremio de pintores y doradores. En 1698 es nombrado alférez de la Guardia de Alabarderos, por el virrey. Más tarde sería ascendido a capitán. Se cree que estos cargos eran de carácter simbólico, posiblemente por su retribución económica. Toda su vida laboral se llevó a cabo en la Nueva España, entre Puebla y la Ciudad de México. La mayoría de sus obras fueron encargos hechos por los españoles, principalmente a través de sus congregaciones. Sus primeras obras se remontan a 1675, donde trabajó para el convento franciscano de Tours de Huaquechula. En 1685 realizó 4 pinturas para la catedral de México. En 1688 realiza la pintura para la cúpula de la Catedral de Puebla. Su fama pasa las fronteras y los franciscanos de Antigua en Guatemala le encargan lienzos para su convento principal. Se considera que entre 1690 y 1710 alcanzó su plenitud artística. Hoy su obra se puede admirar en la Catedral de Ciudad de México, en el templo de Santo Domingo, Convento de El Carmen de San Angel, Museo de la Basílica de Guadalupe, Museo Soumaya, Universidad del Claustro Sor Juana, Museo de Bellas Artes de Toluca, Museo Nacional del Virreynato de Tepozotlán, Museo de Arte de Querétaro, Museo de Arte Colonial de la ciudad de Antigua, Museo Fray Francisco Vázquez de Guatemala, University Art Museum, California, James Methuen Campbell Corsham Court Bath en Inglaterra, Pinacoteca Virreinal de San Diego, entre otros. En julio de 2017 se llevó a cabo una gran exposición de su pintura en el MET, Museo Metropolitano de Nueva York, BAJO EL TÍTULO: Cristóbal Villalpando, pintor mexicano del barroco.